“El mercado de la ciberseguridad ha pasado de ser una cuestión restringida a especialistas en la práctica a estar encima de la mesa de los comités de dirección”.

La ciberseguridad es percibida cada vez más como una inversión rentable, aunque el coste de adopción de las medidas asociadas aún supone una barrera a la hora de aumentar la inversión en la materia. Así mismo, el mercado de la ciberseguridad ha pasado de ser una cuestión restringida a especialistas en la práctica a estar encima de la mesa de los comités de dirección, como elemento clave y estratégico en los procesos de negocio de las organizaciones. Aun así, la concienciación al respecto en la mayoría de las empresas y el presupuesto que las organizaciones destinan a esta materia, tanto en las líneas estratégicas como en las más tecnológicas, son aún mejorables.

Penteo presenta su Universo: Proveedores de Servicios de Ciberseguridad, en el que los define como aquellos que ofrecen un portafolio completo que engloba las disciplinas y herramientas destinadas a salvaguardar la seguridad informática, tanto de organizaciones como de usuarios particulares, así como las políticas, medidas de seguridad, análisis de riesgos y categorización de amenazas que se desarrollan para la protección de activos de información (aplicaciones, plataformas, infraestructuras, información), expuestos habitualmente al acceso no autorizado y a los ataques de agentes.

El informe concluye que, entre las soluciones más adoptadas por las organizaciones, destacan las de seguridad de contenidos para la detección y prevención del malware, así como las de gestión de identidades y el control de accesos. Los servicios de seguridad gestionada, provistos con la intención de dar una respuesta temprana a cualquier tipo de incidente o ataque externo, se encuentran también muy presentes en las inversiones que aprueba la alta dirección.

En cuanto al ámbito de gobierno de ciberseguridad es una de las prioridades de las organizaciones, pues los Comités de Dirección priman por encima de otros aspectos el cumplimiento de las regulaciones que impactan en la actividad del sector, por tanto, la estrategia a seguir en cuanto a cumplimiento normativo es evidente.

Respecto a la toma de decisiones, el informe concluye que la decisión sobre la adopción de soluciones de ciberseguridad se encuentra en manos de la  dirección de Ciberseguridad (CISO), aunque sigue promovida por la dirección TIC (CIO), debido a la evolución del rol TI en las compañías hacia perfiles más especializados en determinadas prácticas del negocio.

Como en todos los Universos de Penteo, el Universo Penteo de Proveedores de Servicios de Ciberseguridad, posiciona a los principales proveedores que conforman el panorama de Servicios de Ciberseguridad en España según sus capacidades, prestaciones, proyección y calidad en el Mapa Universo Penteo 2018.

Unos ofrecen una oferta más innovadora que el resto, otros tienen un nivel de conocimiento técnico de su personal muy alto, otros tienen un portfolio de servicios completo y adaptado, y otros disponen de una estrategia definida; pero claramente todos se enfrentan de forma muy satisfactoria a los nuevos retos de Ciberseguridad.

El extenso análisis revela, finalmente, algunos de los siguientes pasos a seguir en la aplicación de la Ciberseguridad. Entre ellos, destacamos, que, debido a la transformación digital del mercado, uno de los principales retos que se le presentan es la adaptación de las nuevas tecnologías como la IA, el IoT o el blockchain. Estas tendencias suponen la aparición de nuevos riesgos y vulnerabilidades asociadas a los dispositivos, softwares y sistemas que aún no tienen desplegadas las medidas de seguridad adecuadas para que las organizaciones no se vean afectadas por cualquier tipo de ciberataque.

¿Quieres leer el informe entero? Ponte en contacto con nosotros:

https://www.penteo.com/contacto/

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Posted in: