Falta recorrido digital en las empresas

  • La percepción del dominio de las tecnologías que tienen los directivos es más alta que la realidad
  • Los entrevistados muestran altas capacidades de gestión del conocimiento digital, menores de trabajo en red e insuficiente orientación al cliente
  • La aplicación de las competencias digitales es mayor en el entorno más cercano o personal que a nivel organizacional
  • No existe una diferencia notable entre sectores

 

¿Usamos las tecnologías digitales tan bien como decimos? Un 44% de los ejecutivos españoles declaran tener un nivel de competencias digitales alto y un 38% afirma tener un nivel medio. La percepción de los directivos al respecto es más alta que la realidad, dándose diferencias más que relevantes entre las distintas competencias. Existe un buen nivel de conocimiento y comunicación digital, pero a medida que nos alejamos de nuestro entorno más próximo o zona de control, la cuestión se complica. Sabemos cómo, y usamos, en nuestro día a día, las competencias relacionadas con la aplicación personal (competencias adquiridas), pero carecemos de algunas de las habilidades para aplicarlas al trabajo en equipo, a la empresa (estrategia) y a nuestra relación con el cliente. Apenas aprobamos en visión estratégica -entendida como capacidad para comprender el fenómeno digital e incorporarlo a la estrategia de los proyectos de la organización- y suspendemos en orientación al cliente (tabla adjunta).

Estas son algunas de las conclusiones que reflejan el estudio “Nivel digital del directivo”, fruto de la colaboración entre EADA Business School, RocaSalvatella y Penteo. El trabajo se ha elaborado a partir de una encuesta a más de 600 directivos de diferentes sectores y tamaños de empresa.

Tal y como indica la tabla anterior, existe una baja utilización de las redes y herramientas digitales (4,8 en una escala de 1 a 10) para entender, comprender, saber interactuar y satisfacer las necesidades de los nuevos clientes en contextos digitales. Y aunque en menor medida, también es destacable la baja visión estratégica o capacidad para comprender el fenómeno digital e incorporarlo en la orientación estratégica de los proyectos de su organización (5,5 en una escala de 1 a 10), y la media capacidad para dirigir y coordinar equipos de trabajo distribuidos en red y en entornos digitales (6,2 en una escala de 1 a 10).

En general, los directivos de mayor nivel arrojan un mejor nivel competencial que el personal en puestos de menor responsabilidad.

Un 63% de los ejecutivos declara conocer que su empresa ha construido un entorno seguro de intercambio de información y/o transacciones en la relación con clientes y proveedores, frente a cerca del 50% que afirman que se han establecido estrategias multicanal, o protocolos, políticas y/o marcos de actuación de los profesionales en entornos digitales.

El informe refleja que las empresas no hacen un uso intensivo de las tecnologías de la información como herramienta competitiva. Solo el 36% de los ejecutivo percibe el uso de la tecnología en su empresa como herramienta competitiva como alta o muy alta, frente al 64% que hacen un uso medio o escaso (38% y 26%, respectivamente), mostrando nuevamente el gap existente entre el ámbito personal y organizacional y reflejando el estadio en que se encuentran las empresas, que deben transformarse digitalmente para tener éxito en el nuevo escenario en que la transformación digital no es únicamente tecnológica, sino social, cultural y económica. Se trata de una cuestión de visión, estrategia, cultura organizativa y rediseño de procesos que segmentará a las empresas según si son digitales o no.

Las organizaciones siguen percibiendo que lo digital es, en buena medida, equivalente al marketing digital por lo que esta área funcional de la empresa la que lidera el cambio (32%) seguido de la de Business & Tecnology (TIC) con un 27%

En conclusión, en la transformación digital los ejecutivos españoles presentan carencias competenciales importantes, como la visión estratégica, el trabajo en red o la orientación al cliente, a resolver para ser capaces de superar con éxito el reto de la transformación digital en tiempos de redes.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone