Penteo Global Conference: “Los directivos otorgan una baja valoración al liderazgo de los máximos ejecutivos”

PENTEO celebró a principios de septiembre su XVII Global Conference de la mano de una de las Escuelas de Negocio de mayor prestigio a nivel europeo, la European School of Management and Technology (ESMT) en Berlín, Alemania.

Bajo el título: “CIO: Leading in a complex environment” el encuentro permitió a los asistentes reflexionar con destacados expertos académicos, los analistas de Penteo y ejecutivos y CIOs de las principales compañías españolas, sobre el liderazgo en tiempos convulsos y cómo conseguir que el CIO sea líder transformador del negocio en las organizaciones. Como dato relevante se destacó que los directivos dan una baja valoración al liderazgo de los máximos ejecutivos de sus empresas, y una nota aún peor a sus jefes directos.

A grandes rasgos, las conclusiones de los tres días de trabajo fueron: a) que el contexto de crisis y de innovación acelerada del siglo XXI hace más necesario que nunca un liderazgo que sirva de brújula a las organizaciones, b) que ese liderazgo debe ser abierto, transformador y cooperativo, y c) que puede ejercerse el liderazgo desde cualquier función, independientemente de la posición jerárquica, y muy especialmente desde la posición transformadora del CIO.

Albert Delgado, Director general de Penteo, inauguró la conferencia destacando que el liderazgo es una brújula en tiempos de cambio. Los líderes nos ayudan a comprender el entorno, nos impulsan en la consecución de una visión, formulan el futuro y nos sugieren alternativas para abordarlo. Para el Director General de Penteo, “El mundo del siglo XXI presenta más incertidumbres y es más dinámico que nunca antes en la historia, por lo que la necesidad de líderes que nos ayuden a transitarlo es mayor que nunca. Sin embargo, los liderazgos post-industriales basados en el poder jerárquico y el control están fuera de tiempo y no nos sirven, y los seguidores no estamos dispuestos a aceptarlos”.

Albert Delgado resaltó que los directivos, de manera intuitiva, son conscientes del cambio que está produciéndose y reclaman de sus jefes, de los líderes oficiales de sus organizaciones, una nueva relación, un nuevo liderazgo mucho más abierto y participativo: “Los directivos quieren cada vez una relación más personal y menos formal con sus jefes. Los colaboradores exigen liderazgos transformacionales (…) y rechazan las estrategias de palo y zanahoria. Las investigaciones de Penteo muestran que los ejecutivos reclaman de sus jefes fundamentalmente tres cosas: una visión inspiradora, confianza en su capacidad y autonomía, y trasparencia en la toma de decisiones.

Albert Delgado hizo hincapié en la apuesta de Penteo: un liderazgo abierto como herramienta para generar organizaciones en las que los seguidores mantendrán un compromiso duradero con los objetivos de la organización porque participarán de una visión común y percibirán que la empresa cuida de sus intereses.

Además, Delgado señaló que el liderazgo abierto y transformador, tal y como Penteo lo enuncia, tiene 5 componentes: Libertad, Inspiración, Delegación del control, Emprendimiento y Relación.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone